En este recorrido por Menorca colocando proyectores interactivos en las escuelas, estamos aprendiendo mucho, tanto del sistema educativo, como de las grandes ventajas que tienen estos proyectores en las aulas y el uso de la tecnología.

FEEDBACK CON LOS PROFESORES Y ALUMNOS

Es para nosotros un placer el recibir tanto feedback de los profesores y de los alumnos porque es una manera de poder sacar el máximo partido a los proyectores.

Muchos de los docentes de Menorca estáis utilizando algo parecido, que son las pizarras interactivas, pero esto es un concepto diferente ya que aquí lo que es interactivo es le proyector y la pizarra es un tablero normal o la pared, si es lo suficientemente plana.

La instalación, el espacio que ocupa, el mantenimiento y las prestaciones hacen que sea una solución ideal para la nueva era de aprendizaje a la que nos enfrentamos.

LA TECNOLOGÍA UN GRAN ALIADO

La tecnología está ahí y no tiene sentido enfrentarnos a ella, es mucho mejor aprender a gestionarla para que nos sea útil y se convierta en una aliada para el mejor desarrollo. La memoria visual cada vez tiene más protagonismo y es  mucho más fácil y efectiva para recordar las cosas importantes.

Es por esta razón que las personas que lleva años utilizando este sistema de proyección interactiva pueden decir que han ganado entre un 30% y un 40% de tiempo en enseñar la materia.

Eso se traduce en tres cosas básicas. Si el temario es cerrado tipo carné de conducir, títulos náuticos u otras formaciones de ese tipo ese ahorro de tiempo permite plantear la creación de más grupos de trabajo en el año lectivo.

UN TEMARIO MUY EXTENSO

Si por el contrario es un temario extenso como el propio de la ESO o el Bachillerato, lo que conseguimos es que se pueda dar todo el contenido de forma más relajada y profundizando más ahí donde se necesite. También se pueden aplicar sistemas educativos más creativos que necesitan un poco más de tiempo para realizarlos, como aprender a través del cine o de otras artes.

La última ventaja básica y bastante importante, es que, gracias a esta tecnología cada vez es más alto el número de alumnos que, por cuestiones de movilidad, no tenían las mismas oportunidades de estudio, y que gracias a la incorporación de los ordenadores y de los proyectores interactivos pueden ver, escribir y entender mejor las lecciones lo que les permite conseguir esa igualdad de oportunidades tan necesaria en el siglo XXI.